Programas de vacunación para la prevención de las infecciones por el Metapneumovirus Aviar

No existe una regla general que pueda ser aplicada en este caso. Cada programa debe ser adaptado a las demandas de la situación de campo. No obstante deben tomarse ciertas consideraciones:

  • La edad en la que se necesita más la protección contra el Metapneumovirus
  • El nivel de la inmunidad maternal al momento de la vacunación (importante para ciertas vacunas vivas).
  • Se debe evitar la interferencia con otras vacunaciones (vivas)

El enfoque de la vacunación

Es muy importante establecer la razón de la vacunación

Pollos y pavos de engorde– La vacunación se enfoca en la reducción de las pérdidas económicas causadas por las infecciones por el MPV ya que esto se refleja directamente en pérdidas de peso y en un resultado productivo bajo del lote.

Ponedoras y reproductoras (gallinas y pavas)– El enfoque de la vacunación es proteger el oviducto contra las infecciones por el MPV lo que puede resultar en caídas de producción y cambios en la calidad interna y externa de los huevos.

La vacunación de pavitos de carne se hace de preferencia en la planta de incubación, enfocándose en inducir suficiente protección para cubrir todo el periodo de engorda. En pollos parrilleros (dependiendo de la vacuna que se utilice) se debe considerar la posibilidad de interferencia con vacunas contra la Enfermedad de Newcastle y la Bronquitis Infecciosa. En ponedoras y reproductoras (gallinas y pavas) los programas se enfocan en la protección del oviducto durante todo el período de puesta.

El momento de la vacunación

Generalmente se recomienda dejar de cuatro a ocho semanas entre dos vacunas vivas de MPV. Para obtener el mejor efecto de la vacuna inactivada se deben dejar 4-6 semanas entre la última vacuna viva y la aplicación de la vacuna inactivada.

Programas de vacunación

Para sugerencias sobre programas de vacunaciones y los tipos de cepas vacunales ver la sección de: